Lilly

Miel fue encontrada en una casa abandonada donde vivían unos okupas que la cuidaban, pero se fueron y dejaron a la pobre gata abandonada. Los vecinos de la zona le ponían comida mientras buscaban una protectora que se pudiera hacer cargo, y cuando nos avisaron le buscamos hueco en la familia ADA!
Es una hembra nacida el 1.03.20, doble negativo y esterilizada. Vive en una casita de acogida pero está lista para encontrar a su familia definitiva!