Panacota

PanacotaPanacota fue rescatado en un barranco atrapado en una zanja. Estaba desnutrido y con signos de deshidratación.

Este pequeñín es un machito de un mes a lo sumo y ya conoce el hambre y la sed. Pero con grandes cuidados y dosis de amor, Panacota ha salido adelante y espera pacientemente una familia que lo acepte tal y como es, ya que posiblemente por secuelas de este abandono, presenta algunos síntomas neurológicos al andar y algunas acciones de la vida cotidiana. No obstante, lleva una vida totalmente normal.

Es sociable y cariñoso (al principio no lo era, era temeroso y escurridizo), le encantan las caricias y jugar. Es un gatito completamente normal, negativo en sus test.

Adóptame