Rabuja

Rabuja

Rabuja buscaba refugio del frío de la noche en el calor de un motor. Pero siendo aún tan bebé maullaba y maullaba llamando a su madre. Tuvo la suerte de ser escuchado a tiempo y se pudo sacar del motor para poder comenzar una nueva vida.

Llegó a nosotras con un mes escaso de vida. Se vio afectado por dermatofitos, pero ya con 3 meses podemos decir que está totalmente recuperado y es negativo en sus test. Cuando tenga la edad adecuada será castrado.

Rabuja es un gatito muy mimoso y ronroneador. Es sociable con gatos y perros y es muy juguetón divertido.

 

 

 

Adóptame