Sancho

Otro caso más de abandono y maltrato a un podenco. Sancho apareció en la cumbre abandonado, con una gran infección en los ojos, muy desnutrido, con anemia y filaria.

Nos hicimos cargo de él, y ahora empieza a ganar la confianza que perdió en el ser humano. Es algo miedoso pero va soltándose poco a poco, y le encanta correr y olisquear en la tierra.

Vive en una casa de acogida mientras le hacen el tratamiento de filaria y se recupera, a la espera de que llegue su familia definitiva.