Tenesoya

Tenesoya fue rescatada de la calle embarazada y a punto de dar a luz. Llevaba muco viviendo en la calle.

Tenesoya ha sido mamá, nada menos que 10 pequeñitos. Al irlos a ver esta mañana uno había muerto, así que lo apartamos para llevárnoslo pero no pudimos ya que empezó a llorar desconsolada, no eran gemidos, era el llanto del dolor que siente una madre al perder un hijo.

Se levantó y mienPerrita abandonada en Las Palmastras lloraba, cogió a su pequeño y lo regresó con los demás, lo empezó a lamer y reposó su cabecita encima del cuerpo sin vida del bebé, y allí lo dejamos, con su mamá, dándole tiempo para pasar el luto.

Alguien nos contó que Tenesoya perdió a su última camada en la carretera. Cuánto dolor tiene que sentir una madre al ver perder uno a uno a todos sus hijos, cuánto sufrimiento ha soportado este pobre animal? Cómo tiene la gente la poca decencia de decir que los animales no sienten?

Va a ser la primera vez que pueda cuidar de sus pequeños sin miedo, podrá verlos crecer y por fin sabrá que a cada uno de ellos les espera un hogar digno. A ella le encontraremos el mejor hogar, uno que le haga olvidar el olvido, el hambre, el miedo, el dolor y el abandono.

Ella ha empezado a confiar en nosotras, su mirada está cambiando y nos dice que está luchando por ser feliz por primera vez. Serás feliz pequeña, muy feliz! Bienvenidos al mundo pequeñitos