Vicky

Vicky estaba en un barranco, en un huequito rodeada de tuneras sin poder salir por su falta de visión y por la debilidad causada por una fuerte deshidratación, desnutrición y heridas. Allí estaba sentadita, pidiendo ayuda en silencio…con esa mirada que hace pedazos cualquier corazón.

Al sacarla pudieron ver que estaba invadida de tumores mamarios inmensos, plagada de pulgas, heridas, y una marca sin pelo que rodea todo su cuello que nos hace un rápido resumen de lo que ha sido su vida… Estuvo ingresada y fue intervenida para retirar los tumores mediante una mastectomía radical.

Vicky es una gran luchadora pues, pese a que tiene 13 años, un soplo y filaria se está recuperando. No ve bien por un ojo, está un poco sorda, está tratándose de la filaria con pinchazos que hacen que deba estar en reposo y además lleva una pastillita para su corazón. Aún así, ahora nuestra preciosa Vicky es feliz. Es delicada por su edad…pero es una todoterreno.

Vive en un hogar de acogida, un hogar tranquilito como ella y calentito, donde se está recuperando y alegra su vida día tras día. Es miedosa al principio, pero cuando gana confianza es un amor. Tranquila, cariñosa, sociable,… solo tenemos palabras de elogio y admiración hacia ella y su casa de acogida que hace posible que su vida sea otra.