Ragnar es un machito de solo dos años que fue abandonado por su familia en comisaría; no tenían sitio para él así que nos hicimos cargo y le buscamos una casita de acogida mientras esperamos a que aparezca una familia que lo quiera de verdad y para siempre!

Es sociable con perros, personas y niños. Es juguetón aunque también le gusta disfrutar de su espacio y de ratitos de tranquilidad.

Puede llegar a ser sociable con gatos aunque preferimos darle un descansito de hermanos gatunos; después de tanto cambio para él, se adaptaría más rápido a una casa sin otros gatos.

Comments are closed.

Salud

Doble negativo, vacunado y castrado

Sociable con...

humanos, niños y perros

Prefiere un hogar...

sin gatos aunque puede llegar a adaptarse